• Eliminación de tatuajes

    El diseño de un tatuaje debe ser algo bien meditado, lo mismo que la elección del profesional tatuador. Pero que levante la mano quien no ha sido joven e inconsciente (ambas cosas a la vez), quien haya tomado decisiones poco acertadas en momentos de especial complejidad o quien, sin más, se termina aburriendo de cosas que antes adoraba.

    Mantenemos la recomendación de pensarte bien qué motivos deseas tatuarte y quién será el profesional que lo plasme en tu piel, pero a lo hecho, pecho. Si deseas borrar un tatuaje porque ya no te guste, haya perdido calidad o te traiga malos recuerdos, estás de suerte, pues las técnicas de eliminación de tatuajes con láser son cada vez mejores, y no hace falta vivir en grandes ciudades. La eficacia en la eliminación de tatuajes en Vitoria y otras ciudades está a tu alcance.

    ¿Se puede eliminar cualquier tatuaje permanente?

    Depende de las tintas empleadas y de lo que uno entienda por eliminar. En general, sí, se puede borrar un tatuaje y dejar la zona de la piel limpia, sin necesidad de recurrir a otro tattoo para disimular manchas de pigmentación. No obstante, algunos tatuajes muy grandes o los que se han realizado con ciertas tintas y están cubiertos por completo, no solo la silueta, pueden dejar cierto velo cromático.

    Si necesitas ocultar un tatuaje un día concreto, por ejemplo para acudir a una entrevista de trabajo, puedes optar por un maquillaje especial, como el que usan actores y modelos, pero si no deseas volver a ver tu tatuaje, te aconsejamos elegir el tratamiento con láser, que elimina por completo casi el 100% de los tattoos. En caso de que se notara cierta tonalidad residual, puedes elegir un diseño más discreto para tapar esos posibles restos, aunque en general con paciencia se borra el tatuaje con resultados muy satisfactorios.

    La otra opción para eliminar un tatuaje de forma permanente es la cirugía, pero no nos gusta porque, además de tener cierto peligro por la anestesia, se produce una cicatriz que luego debe tratarse con una segunda cirugía y no siempre se obtienen resultados óptimos.

    Factores que influyen en la facilidad  de eliminación de tatuajes con láser

    La gran mayoría de los tatuajes se eliminan por completo con láser, aunque el número de sesiones necesarias varía mucho de unos casos a otros. Los factores que hacen que se necesiten más sesiones para borrar un tatuaje para siempre son los siguientes:

    • El color de la piel. La eliminación de tatuajes usando luz láser se basa en la destrucción de los pigmentos de manera selectiva, respetando la piel que los contiene. Cuanto más blanca y fina sea la piel de quien desea borrar el tatuaje, mayor será el contraste con la mayoría de los colores y, en consecuencia, se podrán realizar sesiones con una mayor potencia sin riesgo para la piel, acortándose el tratamiento.
    • Los colores sólidos y los diseños multicromáticos. Hacen falta menos sesiones para eliminar un tatuaje monocromático que consista en un trazado a modo de silueta que para deshacerse de un diseño a todo color y con mucho colorido. Piensa que para cada tonalidad de tinta hace falta ajustar el aparato que emite los pulsos de luz, es decir, primero se borra todo un color, por ejemplo el negro, después se repite el proceso con otro, más tarde con un tercero y así hasta terminar. En general, los tonos negros y morados son más difíciles de borrar por completo, aunque también entra en juego la antigüedad del tatuaje y la calidad de las tintas utilizadas.
    • La zona en la que se localiza el tatuaje. Cuando el tatuaje se luce en el rostro se debe proceder con mucho cuidado, dando sesiones con menos potencia para asegurarse de no causar lesiones en el cutis. Esto conlleva un aumento del número de sesiones necesarias. Si tienes claro que deseas cubrir el tatuaje de tu rostro con otro, o retocarlo nada más, puedes plantearte no borrarlo por completo.

    Se dice que nada es para siempre y, desde luego, los tatuajes no son la excepción. La misma técnica de ataque selectivo en función del color empleada en la depilación láser se ha podido adaptar a la eliminación de tatuajes para que destruya los pigmentos de casi todos los diseños. Todo ello, sin agredir la piel situada por encima y por debajo de las tintas y dejando un resultado que, por lo general, permite no necesitar cubrir la zona con otro tattoo, salvo que así lo desee quien acude a borrar un tatuaje.

CONTACTO

Plaza Pepe Ubis, 8
01003  Vitoria-Gasteiz
Álava

635 734 525

info@felixruizdemendoza.com

SÍGUENOS